La clave para optimizar la productividad agrícola: Mapeo de Suelo

¿Te has preguntado alguna vez qué se esconde bajo tu suelo agrícola? Hoy, exploraremos los entresijos del «Mapeo de Suelos» y su papel esencial en el conocimiento de este recurso vital para la agricultura y para la productividad de los cultivos.

¿Por qué es importante realizar mapeo de suelos?

El suelo es un recurso natural esencial para la agricultura. Sin embargo, es complejo y variable, y puede presentar diferencias significativas de una zona a otra. Estas diferencias pueden afectar a la productividad de los cultivos, ya que influyen en la disponibilidad de agua, nutrientes y otros factores esenciales para el crecimiento y desarrollo de las plantas.

El mapeado de suelos agrícolas es una herramienta que permite identificar y caracterizar la variabilidad del suelo en una zona determinada. Esta información puede utilizarse para tomar decisiones más eficientes sobre el cultivo, como la selección de la variedad, sistema de formación, diseño del sistema de riego y por supuesto la realización de un manejo agronómico diferencial.

¿Cómo se realiza el mapeado de suelos?

Este proceso está dividido en tres etapas, en cada una de ellas se van incorporando información valiosa que nos servirá después para potenciar la toma de decisiones.

Primera etapa: explorando la Superficie

En el punto de partida, un sensor se desplaza por la parcela, mapeando la conductividad eléctrica aparente del suelo. Este escaneado de la superficie nos ofrece un panorama detallado, como si estuviéramos observando el suelo a través de un microscopio gigante. Cada 15 metros, trazamos un mapa que revela zonas homogéneas, piezas clave del rompecabezas que es el suelo.

PUNTOS-DE-MUESTREO mapeado suelo
Fuente: greenfield technologies
Fuente: greenfield technologies

Segunda etapa: el laboratorio

Después de la prospección inicial tocaría la expedición de campo. Una vez identificadas las diversas zonas hemos de plantear un muestreo de cada una de ellas. Las muestras recogidas se llevan al laboratorio para analizar parámetros físicos, químicos y biológicos.

muestras suelo agricola
Fuente: greenfield technologies

¿Porcentajes de arcilla? ¿Capacidad de retención de agua? ¿Actividad enzimática? Todas estas respuestas se encuentran en el laboratorio, revelando las características únicas de cada rincón de la tierra que estamos explorando.

Tercera etapa: interpretación de resultados

Por último, fusionando los resultados obtenidos por el sensor y del laboratorio, obtenemos dos mapas diferenciados. Es como un puzle que se arma, revelando las áreas homogéneas del suelo. Este paso es esencial para entender las diferentes personalidades de cada sector de nuestra explotación.

mapeo de suelo
mapeo de suelos
Fuente: greenfield technologies

¿Cuáles son los beneficios del mapeo digital de suelos?

El mapeo de suelo ofrece una serie de beneficios para los agricultores, entre los que se incluyen:

  • Mejora la productividad de los cultivos: permite identificar las zonas más adecuadas para cada cultivo, lo que puede ayudar a aumentar la productividad adecuando el manejo en cada una de ellas.
  • Reduce el riesgo de pérdidas: permite identificar las zonas más susceptibles a problemas, como la erosión o la salinización. Esto puede ayudar a reducir el riesgo de pérdidas.
  • Optimiza el uso de los recursos: permite optimizar el uso de los recursos, como el agua y los fertilizantes.
  • Permite diseñar las plantaciones de una manera eficiente: es imposible realizar un correcto diseño de un nuevo proyecto de plantación sin conocer los detalles correspondientes a un suelo. Por lo que el mapeo digital de suelos nos permite realizar un correcto diseño y, tener un buen punto de partida para todas las actuaciones que vendrán después.


¿Cómo el mapeo de suelos puede ayudarte a aumentar la productividad de tus cultivos?

Por ejemplo, si tenemos en mente plantar almendros podemos usar el mapeo de suelos para determinar si la zona de nuestra explotación es adecuada para este cultivo y, en caso afirmativo, cuál es el marco de plantación más adecuado.

Los resultados del mapeo de suelos podrían indicar no solo que zona de la explotación es adecuada para el cultivo de almendros, sino encontrar diferencias significativas de una zona a otra que nos hagan tomar decisiones importantes. Por ejemplo, podría encontrar que la zona norte de la explotación tiene un suelo más profundo y con mayor contenido en materia orgánica que la zona sur lo que puede provocar la elección de dos pues diferentes o, de un sistema de goteo con diferentes caudales y distancias.

La información de los mapas de suelos nos permite tomar decisiones más eficientes sobre el cultivo.

En resumen, entender la variabilidad del suelo es clave para tomar decisiones eficientes en la agricultura. Desde diseñar nuevas plantaciones hasta gestionar cultivos existentes, este conocimiento nos brinda la capacidad de optimizar cada aspecto de nuestra explotación.

«El suelo es el cimiento de tu cosecha. Conocerlo es el primer paso para cosechar el éxito en cada campaña»

¿Qué hacer después de conocer mi suelo?

Te invitamos a seguir explorando los secretos de la agricultura de cultivos de alto valor con nosotros. Si deseas profundizar en algún tema solo tienes que pedirlo.

Gracias por haber llegado hasta aquí, te dejamos uno de nuestros webinars donde podrás entender muchas de las cosas que hemos comentado durante el artículo.

Sigue nuestro blog y nuestras redes sociales para no perderte nada. ¿Te conectas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe todos los meses un correo con la información más destacada sobre la digitalización en el sector agro.

Mantente informado de webinars, artículos, eventos y mucho más…